1. Reflexiones: 7. La dispersión. 7. La retroalimentación

banderas
(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para poder subsanarlo.)

La autoobservación

  • Sólo con la paz y el equilibrio se consigue prestar atención a los propios pensamientos.
  • De otra forma, quedan en segundo término y no son percibidos por tu consciencia.

De esta forma, tu autoobservación queda casi anulada o anulada del todo.
Así no hay retroalimentación.

  • Dispersarte es sobrecargar tu mente de un trabajo innecesario que te impide el avance.
  • Ella se ve obligada a recuperar el equilibrio entre los extremos de la dualidad en que estas inmerso, discernir lo interesante de lo superfluo, analizar lo verdaderamente interesante, tomar nota para no olvidarlo, hallar las causas de aquellas reacciones tuyas no deseables, profundizar en ellas para transmutar los errores, prestar atención a las repeticiones de tus tendencias, que indicarían áreas mal comprendidas o actitudes renovadas pero poco firmes, etc.
  • Decididamente, necesitamos paz y equilibrio.

Estamos hablando de uno de los tres factores de la revolución de la consciencia, la autoobservación.
Los otros dos son el desapego y el sacrificio por la humanidad.

 

Advertisements
This entry was posted in 1. Reflexiones and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s