6. Errores de los perfiles. 8. Estar alerta, evitar nuestra propia dispersión a través del equilibrio. 0. Misión de este perfil

Definición del perfil 8: “Limpiar”, proteger de dogmas y pensamientos de confusión, descubrir a los farsantes y ayudarles a encauzar sus planteamientos y corregirlos.

farsante
(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para poder subsanarlo.)

Todos ejercemos este perfil cuando sentimos la llamada.

¿Quién no se siente llamado a señalar un error si ve que puede causar inconvenientes en otras mentes?

Y, ¿quién no siente el impulso de denunciar conductas irregulares?

Este perfil se basa en una serie de factores psicológicos importantes:

  • Existe un impulso, en lo más profundo de nuestro corazón, una fuerza emocional, cósmica, que nos mueve a transformar aquello que no podemos aceptar. Es una fuerte necesidad de acomodar a nuestra forma de ver lo que nos resulta inaceptable según nuestros esquemas.
  • Obsérvese que no hablamos de cómo se realizará esta transformación. Como siempre, está en juego la conexión con la Fuente. Y por tanto, depende del grado de vibración del portador de este perfil para que esta acción tenga lugar en armonía o no.
  • El error tiene lugar si esta conexión con la Fuente, si la autoobservación, no se realiza adecuadamente. Pues cabe confundir fácilmente la obtención del resultado apetecido a través de un proceso armónico con la supuesta bondad del resultado, sea cual sea el proceso.
  • En otras palabas, en determinados casos puede darse aquello de que el fin justifica los medios y si el fin es considerado como bueno, muchas veces subjetivamente, se puede llegar a verdaderas aberraciones, tanto en los medios de actuación, como en los resultados, pues no puede salir nada bueno de la desarmonía.
  • Téngase en cuenta que detrás de este impulso transformador se halla un poder cósmico, muchas veces fácilmente asociable al poder egoico. Y ahí llegan las situaciones de dominio personal sobre los demás como herramienta de supuesta transformación, cuando en realidad, lo que se pretende erróneamente es “hacer limpieza” de los obstáculos que pueden ensombrecer el propio poder y el resultado apetecido.
  • Y sabemos que conseguir poder es una de las formas de compensar el miedo a no ser acepado, como reflejo de la propia no aceptación de uno mismo.
  • Así, en un ambiente de buena armonía, se produce una transformación cuando se pone en evidencia el error y se corrige, se abre a la luz lo oculto, etc. Entonces, tiene lugar una transformación, incluso una transmutación pues aquel material o asunto ya tiene otro cariz.
  • En cambio, si se trabaja en baja vibración, se puede llegar a la manipulación de situaciones, de argumentos. El portador del perfil puede llegar a ser farsante y no querer darse cuenta de la propia falsedad.

Todo lo cual, puede conducirle a una serie de resultados, todos, efecto de la influencia egoica. Resultados fruto de actuaciones que aparentemente no tienen relación con el perfil propiamente dicho, pero ligados a tal clase de personalidad:

  • 1) Miedo a mostrarse, pues se necesita habituarse a trabajar con sigilo para poder descubrir a los farsantes. Lo que puede derivar en trabajo “subterráneo”, operaciones un tanto inconfesables, etc.
  • 2) Manipular, ser tan farsante como el mismo farsante que se quiere denunciar. Claro, todo supuestamente, pues se centra en el propio dogma personal del portador del perfil. Dogma que muchas veces oculta el propio deseo de poder. Normalmente son operaciones oscuras en las que se hace difícil hallar la luz y saber quien actúa verdaderamente con corrección.
  • 3) Afán de dominio, posesividad, resultado de una psicologia dominante en la que una pequeña fisura le hace temer una pérdida de poder y de control. Se puede llegar a situaciones de control muy cerradas de todo el sistema. Control no siempre claro y directo, sino a través de subterfugios, confidentes, etc.
  • 4) Curiosidad, fascinación por desenmascarar tabúes, etc., como resultado de un hábito de investigación en lo profundo, a veces lo oscuro de la psique humana. Hurgar debajo de la alfombra para hallar la negatividad escondida, lo que podría ser positivo. El error es cuando esta información después sirve para sacar los trapitos al sol, el comadreo, etc.
  • 5) Apegos extremos que inducen a querer cambiar a los demás para que se adapten a la propia idea, supuestamente la correcta. Que se entremezclan con apegos, que llegan a distorsionar actuaciones. favoritismos, amiguismos, etc., con el “sano” fin de rodearse de gente afín que apoye las propias actuaciones.

 

Advertisements
This entry was posted in 6. Errores de los perfiles and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s