2. Pensamientos de nuestra réplica. Herramientas. 42. La divulgación. 5. Divulgar cuando sea.

saturno

Goya: Saturno devorando a sus hijos 

(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para poder subsanarlo.)

¿Cuál es el momento oportuno?

  • Divulgamos con nuestra prudencia y nuestro aspecto equilibrado en las situaciones, en los ambientes. Eso está muy bien.
  • Pero a veces, esperamos en vano el momento oportuno para decir algo y este no llega.

“Si esperamos a que llegue el momento propicio, nunca haremos nada.”

Hemos de lanzarnos.

“Todo ha de ser natural, fluido. Nada es extraordinario. Debemos desmitificar las situaciones y las acciones, quitarles empaque, la interpretación esotérica, tan intelectual, etc.”

  • A veces el miedo al error nos traiciona y, como Saturno, nos comemos los hijos, las obras maravillosas que podrían resultar de nuestras acciones, pues nos omitimos.
  • Si nos prevenimos en exceso a nosotros mismos de que la divulgación es una gran responsabilidad, nuestro ego se pone en guardia para no equivocarse, se pone rígido y deja de ser espontáneo.
  • Entonces dejamos de hablar o esperamos el momento propicio de receptividad del auditorio, de estar seguros de lo que vamos a decir, de tener tiempo para explicarlo bien, etc.
  • Sin embargo, mientras por un lado retenemos la palabra y la cuidamos al extremo, por otro actuamos irreflexivamente, inconscientemente, y nos entregamos a las emociones y nos equivocamos, hacemos observaciones en base a frases hechas, intelectualizamos, reaccionamos a los estímulos ajenos, etc. Ahí actuamos sin tanto autocontrol.
  • Debemos desmitificar las situaciones y las acciones, quitarles la interpretación esotérica, tan intelectual y actuar con más naturalidad.
  • Debemos abandonar la rigidez del miedo.
  • Y no hay nada que temer si prima antes que nada, el amor, y sobre todo a ti mismo, el anhelo de ayudar, etc.. y, desde luego, un trabajo interior habitual y continuado que nos haya proporcionado la experiencia suficiente.
  • Siendo así, tomar la decisión objetiva de divulgar sólo será compartirnos, así de sencillo.
  • Y todo estará bien.

 

Advertisements
This entry was posted in 2. Pensamientos de mi réplica and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s