6. Errores de los perfiles. 11. Alcanzar el equilibrio de la dualidad asumiendo íntegramente el compromiso. 0. Misión de este perfil

Perfil 11: Monje y guerrero, protector que erradicará las malas hierbas, limpiará el camino y propiciará la unidad. Rescatar de las tinieblas a todo el conjunto encomendado. Y que en su bolsa nunca existan más de 30 monedas.

monje
(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para poder subsanarlo.)

Todos ejercemos este perfil o somos invitados a ejercerlo cuando estamos ante la dualidad.

Y establecemos la duda, la vacilación, la lucha interior, hasta que nos llega la luz de la comprensión.

Pero muchas veces caemos fácilmente en el error de creer que esta lucha hay que librarla fuera de nosotros mismos y que además significa violencia contra algo o alguien.

Este perfil se basa en una serie de factores psicológicos importantes. Según ellos, puedes…: 

  • Olvidar la vertiente espiritual (el papel del monje).
    • Si eres un portador típico de este perfil puedes caer en el error de haber olvidado el enfoque superior, trascendente y el sentido de la situación: El papel del monje.
    • Es decir, te has olvidado de ti mismo y tu obligado enfoque amoroso y espiritual hacia ti mismo ante todo y te has quedado en la pura tridimensionalidad viéndote como un individuo separado de su entorno y que lucha contra él, es decir contra el flujo natural de la vida y las circunstancias que no podemos pretender controlar. Este individuo es tu ego, separado del entorno.
  • Entrar en la violencia (ser el guerrero).
    • Si tu grado de madurez o conocimiento espiritual te hace creer que la dualidad no está en tu pensamiento sino que está realmente fuera de ti, dirás que si tú piensas blanco es lo correcto y quienes piensen negro están equivocados.
    • Desconoces el papel de tu oponente, es decir, de tu espejo, como formando parte de ti mismo para contrastarte.
  • Institucionalizar este perfil (disponer de más de 30 monedas)
    • Organizar campañas para captar prosélitos. O también creerte el “salvador” de descarriados.
    • Cuando en realidad, el símbolo de las 30 monedas representa medios humildes y actuaciones únicas, o sea que tu acción como monje y guerrero es un acto de amor único e irrepetible, no es la actuación de un mercenario.

Todo lo cual, puede conducirte a una serie de resultados, todos, efecto de la influencia egoica que afectan a la eficiencia de tu anhelo de trabajar en y para un grupo espiritual:

  • 1) Al haber olvidado el papel del monje interior, tu enfoque ya no es amoroso ni espiritual y te has convertido en más guerrero que monje.
  • 2) Si tu hábito es moverte normalmente en la tridimensionalidad, es fácil que caigas en actuaciones egoicas, tanto por tus formas, que pueden resultar rudas y poco amorosas, como por quedarte en objetivos terrenales, materialistas, buscando más la espectacularidad externa que el sosiego interior y la transmutación, etc.
  • 3) Puedes convertir la lucha del guerrero de la luz en una lucha personal y en fanatismo. Y acabar luchando por tu propia idea y tus objetivos o por lo que has creído entender de los del grupo. Porque tu insuficiente formación te ha permitido lanzarte irreflexivamente a la lucha. Incluso no haces caso de las posibles motivaciones de los demás y sólo intentas imponer las propias.
  • 4) Entrar en la violencia (ser el guerrero). No entender otro camino que este para avanzar, olvidando el poder del amor. Olvidando que el Otro es tu espejo y aplicar todas tus herramientas contra él y de ti mismo.
  • 5) Actuaciones irregulares, por atolondramiento o incapacidad de resolver las situaciones. Unas veces por estar muy ligadas a tu estado de ánimo, otras por falta de habilidad, otras por creerte superior a los demás y otras porque el nivel de madurez de los intervinientes en la situación no es el óptimo.
  • 6) Dimitir de emprender toda actuación, pues ves demasiada responsabilidad en ello. Por lo tanto decides fluir.
  • 7) Institucionalizar este perfil, o sea, disponer de más de 30 monedas. Por ejemplo organizar campañas para captar prosélitos, o también creerte el “salvador” de descarriados. El símbolo de las 30 monedas representa medios humildes y actuaciones únicas por su singularidad, aunque se lleven a cabo muchas de ellas.

 

Advertisements
This entry was posted in 6. Errores de los perfiles and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s