6. Errores de los perfiles. 11. Alcanzar el equilibrio de la dualidad asumiendo íntegramente el compromiso. 4. Violencia.

Perfil 11: Monje y guerrero, protector que erradicará las malas hierbas, limpiará el camino y propiciará la unidad. Rescatar de las tinieblas a todo el conjunto encomendado. Y que en su bolsa nunca existan más de 30 monedas.

fuerza

(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para poder subsanarlo.)

Olvidar el poder del amor.

Si como hemos escrito, tu grado de madurez o conocimiento espiritual te hace creer que la dualidad no está en tu pensamiento sino que está realmente fuera de ti, si tú piensas blanco dirás que es lo correcto y quienes piensen negro están equivocados.

1) Pero, ¿estás seguro de que es blanco? Puede que desde tu perspectiva sea así, pero no lo sea verdaderamente.

2) Desconoces el papel de tu oponente, es decir, de tu espejo, como formando parte de ti mismo para contrastarte.

  •   Tu oponente te sirve de contraste precisamente para conocer si el blanco es blanco verdaderamente o no lo es, y tu menosprecias esta posibilidad.
  •   Incluso puede que le atribuyas a tu oponente o contraparte calificativos de díscolo, de perturbador, de dispersor, y quizás de persona molesta para tus honrados y maravillosos planes.
  •   Y ojo con personalizar, pues si dices que estos planes no son los tuyos, sino del grupo, es como si lo fueran, pues los suscribes plenamente.
  •   De ahí a volverte un guerrero y entrar en violencia contra este hermano sólo va un paso, sobre todo si consideramos esta violencia en su sentido más amplio.
  •   Porque puede ser violento un sencillo “NO” sin dar lugar a diálogo, o acceder a un diálogo de sordos o a aquel que se inicia sin el menor ánimo de ceder en el debate.
  •   También lo es el diálogo que termina con tensión entre ambas partes, agrio, no amoroso. O los gritos a los demás.
  •   O, mucho peor, huir del diálogo y dejar al oponente en el menosprecio. Como también juzgarle y desacreditarlo ante los demás, hacerle la vida imposible, o propagar mentiras acerca de él, etc.
  •   O pidiéndole que sea perfecto en sus actuaciones cuando eres tu quien dicta esta perfección y si no la sigue…

Taller individual: Es lógico que la violencia no sea visible, quien la ejerce, raras veces la demuestra. Sin embargo, la luz siempre muestra a los demás indicios de lo que hay para que no se engañen, ¿no crees?

Advertisements
This entry was posted in 6. Errores de los perfiles and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s