2. Pensamientos de nuestra réplica. Herramientas. 43. Las frases hechas. 36. “Tu enfermedad es porque…”

magia
(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para poder subsanarlo.)

O “eres irascible y esto te estropea el hígado”

A veces aquí se nos ocurre pensar si se está valorando suficientemente la responsabilidad en que se incurre cuando uno actúa en temas de sanación.

Se trata de un área muy delicada y compleja en la que sólo con años de práctica al lado de alguien entendido para poder ofrecer unas mínimas garantías.

Claro que afirmaciones como esa del título están hechas con la mejor intención y sin ánimo de establecer actos médicos o sanadores, pero pueden desorientar o, como mínimo, reafirmarnos en un camino erróneo, que es la banalización que aparenta, la aplicación del fenómeno de causa y efecto.

La causa puede provenir de un desequilibrio de cualquier cuerpo de manifestación del paciente y el efecto es la enfermedad física.

Así la sanación no es una cuestión de causa y efecto, de aplicar cuatro pases mágicos y ¡ya! –y pedimos perdón por exagerar hasta este extremo con esta comparación-. La sanación es algo mucho más complejo.

La sanación es un tema más de amor a sí mismo y equilibrio y amor a los demás que de un mal funcionamiento de este u otro órgano.

  • Cuando se hacen afirmaciones como la del título puede ser para confirmar un diagnóstico, lo cual es correcto y ayuda al paciente a recordarle que se ha de controlar.
  • Pero otras veces puede ser un puro demostrar que sabes mucho del tema, cosa que, precisamente, es ahí donde demuestras tu ignorancia.
  • En otras puede ser un ánimo de ayudar, pero el posible paciente, y decimos posible pues no hay diagnóstico, puede sentirse acusado de no actuar correctamente o encontrarse atrapado en una incertidumbre, pues realmente no se le da una solución concreta que pueda aplicar.

 

Taller individual: ¿Cómo te sentirías si te dicen que no actúas bien y que deberías modificar cosas en tu vida? ¿O si te dicen que has de ser diferente de lo que eres? Y considera que la primera reacción puede ser de tu ego.

Advertisements
This entry was posted in 2. Pensamientos de mi réplica and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s