1. Reflexiones. 10. Cómo avanzar: Autoeducación 6. El “Punto de Estabilidad”

piramide
(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para poder subsanarlo.)

“Todo cuerpo tiene tendencia a buscar la estabilidad”

En meditación recibimos como conclusión este aforismo citado en el subtítulo.

Vimos un acantilado y una piedra enorme que, por erosión, se soltó y cayo rebotando por sus múltiples caras hasta llegar abajo, en terreno plano. Y siguió rodando todavía, por la inercia de la caída y dando tumbos y hasta perder fuerza y siendo su último movimiento un… y ¡clac!, tras el cual alcanzó su punto de estabilidad apoyándose, inmóvil, en una de sus caras. Y no se moverá de esta posición hasta que algo la mueva de ahí, pero no lo hará por ella misma.

Supongamos que esta piedra tiene forma piramidal y se está apoyando por su base. Si queremos que se apoye sobre otra de las caras, por ejemplo la señalada con la flecha gris y la leyenda “longitud cara”, tendremos que levantarla pesadamente por la arista del lado derecho y no caerá sobre ella hasta que la flecha que supondremos siempre vertical marcada como “altura” en rojo no alcance la flecha gris y la sobrepase. A partir de este punto caerá sobre dicha cara con un… y ¡clac!. Si soltamos la pirámide antes que la flecha roja sobrepase a la gris, volverá a caer sobre su base cuadrada en la que se apoyaba antes.

El “Punto de Estabilidad” es el estado del que no nos gusta movernos. Y si se nos invita a movimiento, siempre encontraremos un motivo para no salir de él a menos que el estimulo sea suficientemente fuerte para que al cesar ya no volvamos a la estabilidad de antes. Hay que sobrepasar el punto del desequilibrio, como que la flecha roja ha de sobrepasar a la gris.

Todo cuerpo físico obedece a esta ley que es la tendencia a buscar la estabilidad.

Si yo no ayudo al necesitado es que es más fuerte mi tendencia a la comodidad o la tranquilidad que el ánimo para hacer algo por él. Será que aprecio más estas posiciones mías que amor tengo por este hermano. Si no nos movemos para colaborar es porque nuestro amor falla en alguna parte por más que mi boca hable de amor.

Cuando no intervenimos en una reunión, es porque es más fuerte el miedo, la timidez, las ganas de no complicarse, el que dirán, etc. que las ganas de participar.

La ley dice que si “estímulo A” “mayor que” “estímulo B” à movimiento. Si “estímulo A” “menor que” “estímulo B” à movimiento. Pero si “estímulo A” “aproximadamente igual a” “estímulo B” à estabilidad.

Este margen que hemos definido como “aproximadamente” corresponde a los esfuerzos que se realizaron para que la flecha roja sobrepase a la flecha gris, pero no consiguieron.

Es aquello de sentirse atraído por la reunión, por el tema, pero al final no recibimos el estímulo o no le damos la debida importancia, no le dimos el impulso suficiente como para participar y en su lugar ahogamos la voz de nuestra consciencia.

En cambio, otra cosa hubiera sido y nos hubiéramos impulsado si por ejemplo nos sentimos aludidos en algo que verdaderamente nos importa. Entonces sí, intervendríamos e incluso quizás enérgicamente y cometiendo errores de los que tal vez nos arrepintamos.

Lo que nos proporcionó la inestabilidad suficiente para movernos es la energía que se creó al ser aludidos. Fue suficientemente fuerte para eso.

  • Claro que para que se acumule la energía suficiente para movernos hacia la inestabilidad los ingredientes son la comprensión, la voluntad, incluso el propio miedo a algo peor, o el amor aunque sea puramente tridimensional e interesado. Y muchísimos más que ya sabemos.

 

Taller individual: ¿Te conoces suficientemente a ti mismo como para considerarte ya autoevaluado para saber qué grado de estímulo necesitas para moverte de tu estado de equilibrio o de aparente comodidad?

Advertisements
This entry was posted in 1. Reflexiones and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s