000. Para tener siempre presente: III Dos ideas incompatibles que no lo son

acuerdo

(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para poder subsanarlo.)

La unidad de pensamiento

Caso 1: Estoy de acuerdo con el asunto, o sea que estamos en unidad de pensamiento, tal como se nos pide.

Caso 2: No estoy de acuerdo. Veo la situación de modo diferente a como los demás, o sea que es necesario ponernos de acuerdo y unificarnos. 

  • El caso 2 exige realizar un trabajo no fácil en determinados casos. Desde luego, incluirán ante todo una necesidad de diálogo a veces complicado, pero finalmente la situación se reduce a:
  • Caso 2.1. cuando ante mí se presenta una propuesta en la que no estoy de acuerdo, pero puedo hacer un esfuerzo para adaptarme.
    • Ejemplo: se decide hacer un determinado ritual en todas las reuniones y no estoy de acuerdo porque no conduce a nada si no se explica… etc.
    • Mi solución está en no participar o subsanar la situación explicando… etc.
    • y a nivel más amplio, esperar pacientemente a que quienes hacen esta propuesta lleguen a comprender… o yo me dé cuenta de mi error si es que estoy en él.
  • Caso 2.2. cuando esta propuesta incluye elementos intrínsecamente inaceptables.
    • Ejemplo: este ritual tiene elementos que van contra el sentido común o las reglas del amor y la hermandad.
    • Mi solución es mantenerme firme aunque me tachen de arrogante a causa de los espejos, pero también depende de importancia de las consecuencias de una negativa a adherirme al caso y paralizar el proyecto (si ello empeora la situación).
    • Y a nivel más amplio, como antes, esperar pacientemente…
  • Caso 2.3. cuando la no aceptación se debe a elementos personales míos inconscientes.
    • Ejemplo: un ritual me parece personalmente una pantomima sin sentido y siento rechazo hacia ella.
    • Mi solución está en aplicar la humildad, las reglas del amor, la flexibilidad, etc.

Siempre hay que tener en cuenta que los procesos mentales de adaptación a una idea necesitan su tiempo hasta encontrar evidencias que te hagan cambiar.

No es adecuado apremiar y menos amenazar.

El caso 2.3. es más frecuente de lo que parece, por esto puede decirse que si uno no está en equilibrio consigo mismo, difícilmente podrá unificarse con los demás. Encontrará problemas en todo, cuando el problema es verdaderamente sólo él.

Taller individual: ¿Tienes algún caso que no se adapte a esos? Te agradeceríamos nos lo compartieras, para incluirlo.

 

 

 

Advertisements
This entry was posted in 000. Para tener siempre presente and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s