4. Actividades e invitaciones. 8. Ciencia y tecnología. Visiones del futuro. 107. Ciencia intelectual / Ciencia intuitiva

parejaUna pareja ideal

(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo. El material informativo de www.tseyor.com,)

Son complementarias

(Alce, com. 331) Al principio de la comunicación de hoy dijiste que hay en este planeta muchos científicos investigando y trabajando, que tienen el apoyo de los hermanos de la Confederación. Sabemos que los científicos trabajan con la mente racional, tridimensional, pero el final de su trabajo es que actualmente han encontrado que detrás de este mundo tridimensional hay una energía que da vida a todo esto, y quieren averiguar qué fuerza da la vida y quién es el creador del universo. Y el hecho de que los hermanos de la Confederación apoyen a los científicos, me pregunto si cuando venga el rayo sincronizador unificará todas las mentes, también la de los científicos, si los caminos intelectuales y los caminos espirituales se unificarán.

(Shilcars) “Aquí hay dos puntos importantes a destacar. El primero, que estáis recibiendo información de múltiples elementos que pululan por nuestro cosmos holográfico cuántico. Los mismos poseen un gran conocimiento, una mente muy brillante, pero únicamente es eso. Mentes que creen que el desarrollo mental es lo único que importa en este mundo, y les importa porque creen saber que después de este mundo ya no hay nada más.

“Y este tipo de pensamiento intelectual profundo, de alto nivel, les ha llevado, por desequilibrio, a creer que nada más hay, que únicamente es intelecto lo que predomina en este mundo. Y tienen toda la razón. Pero ese gran conocimiento adquirido les ha llevado también a olvidar que la mente humana profunda necesita del equilibrio correspondiente, en un mundo dual.

“Este tipo de pensamientos generan mucha información hacia vuestros científicos. Y engendran en vuestros científicos, además, un mismo pensamiento: para los científicos que únicamente creen que lo importante es el intelecto y la suma de conocimientos, el fin está muy claro, el fin de su pensamiento intelectual está muy claro: el del escepticismo total.

“Y aún disponiendo de mentes muy brillantes, muy poderosas y muy activas, que se habrán generado por la información que les llega del cosmos y por miembros que no forman parte de la Confederación, pero que también son atlantes y tienen el mismo derecho de darla, se encuentran con un vacío espectacular: detrás de esa mente intelectual descubren que no hay nada; esto es obra del escepticismo[1].

“Luego, hay otra gran parte, otro gran subgrupo que cree en el desarrollo intelectual, en la técnica y en la ciencia, pero al mismo tiempo ha generado la simiente del Cristo Cósmico en su interior. Sabe positivamente que el Cristo Cósmico no existe en ningún sitio, pero a su vez existe en todo. Sabe que no lo va a hallar en ninguna parte, sino tan solo en su corazón, y allí está. Y está en el corazón de todos.

“Ese grupo intelectual de científicos que descubren que el conocimiento está más allá de la micropartícula, porque entienden que más allá de la micropartícula está todo, por cuanto observan sus efectos, a estos científicos, a este tipo de científicos, nosotros abocamos todo nuestro conocimiento. Porque a la vez de conocimiento les transmitimos la impronta de ese amor profundo, hermanado, que emana precisamente del Cristo Cósmico. En el que sí creemos aunque sabemos que no existe, pero que en realidad existe”.

  • Descubrir la existencia de un Dios a partir de la razón o a partir de la intuición, este es el dilema si ambos caminos llevan a conclusiones contradictorias.
  • En este caso, tener en cuenta la limitación de la mente humana y humildemente aceptar el lenguaje del corazón, capaz de aceptar cualquier paradoja.

Taller individual: ¿Has encontrado en tu vida momentos de contradicción?

 

[1] Del diario El País.com 3/9/2010. “Dios no fue el creador del Universo, sostiene el astrofísico británico Stephen Hawking en su nuevo libro, que precisamente será publicado una semana antes de la visita del papa Benedicto XVI a Reino Unido. El famoso científico británico argumenta en The Grand Design que el Big Bang, es decir, la gran explosión inicial del universo, fue “una consecuencia inevitable” de las leyes de la física y que el cosmos “se creó de la nada”, según extractos del libro publicados por el periódico The Times. Esta idea de que Dios es redundante en la explicación del origen del Universo es, en cierto modo, una rectificación a las opiniones que el mismo Hawking formuló en Una breve historia del tiempo (1988). Allí donde el científico no veía entonces una incompatibilidad entre la existencia de un Dios creador y la comprensión científica del universo, ahora lo descarta: “Porque existe una ley como la de la gravedad: el universo puede y podría crearse por sí mismo de la nada. La creación espontánea es la razón por la que resulta redundante el papel de un creador”. El Big Bang, por tanto, es una consecuencia inevitable de las leyes de la física, razona en su nuevo libro.”

Advertisements
This entry was posted in 4. Actividades e invitaciones and tagged , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s