2. Pensamientos recibidos. El mundo superior. 10. Los objetivos de tipo personal. 13. La Unidad de Pensamiento

lucha interior (1)(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo. El material informativo de www.tseyor.com,)

Ganar tu lucha interior

Cualquier cosa que en este momento sea una amenaza o embata contra ti, está en tu interior.

En tu interior está el reflejo de todo lo exterior y si este te resulta hostil, es porque tú también conoces y tienes la hostilidad.

Si sientes rechazo es porque sabes lo que es el rechazo de algo o hacia alguien. Tú también puedes rechazar. Y de hecho lo haces, aunque sea rechazar el rechazo. Esto es así porque alguien te enseñó a no tolerar este algo o este alguien en ti.

Y a bien seguro que no sólo rechazas el rechazo, creando hostilidad en tu entorno sino que eres lo mismo que no toleras, incluso aunque no lo ejerzas.

Podríamos sacar infinidad de casos, esta es la ley de los espejos. Eres un espejo de tu exterior que te rodea, lo malo es que no te das cuenta.

Escenificas momentos como “yo no puedo soportar a XX pues anda por la vida con mucha arrogancia. Yo en cambio soy el más humilde del mundo”. O “yo me limito a decir que detesto a los comodones que se apoltronan en su sillón. Yo sólo apunto un hecho y una vez dicho me voy a mis asuntos”. Y no te das cuenta que despachas tus asuntos cuando te viene en gana. 

Eso es intolerancia, no aceptación, rechazo…

  • Es un hecho y no teoría, que cuando uno tiene una dualidad interior, se identifica con A y rechaza B nominalmente. Pero si ante él aparece un A, cambia de actitud y se sitúa en la posición de B y le rechaza también, convirtiéndose en el rechazo de sí mismo sin darse cuenta.
  • El problema está en esta dualidad interna que siente y no detecta y esto le crea a uno muchos problemas. Tantos, que al fin se percata de lo que está escenificando fuera de sí… si se percata efectivamente.
  • Entonces se inicia la lucha interior, la escisión la división que antes sentía afuera en forma de ira, ahora es contra sí mismo o en forma de duda que no sabe resolver.
  • Esto sólo se soluciona en el punto intermedio, el del equilibrio, mediante la aceptación. Primero de sí mismo, asumiendo humildemente los errores y admitiendo que está jugando este juego y después aceptando a los demás igual que a sí mismo.

No puedes seguir adelante creando objetivos para los demás y exigiéndoles, si no eres capaz de cumplir tus propios objetivos y si no logras comprender esta situación tuya. Trabajártela es tu principal objetivo.

Taller individual: ¿Te has encontrado con casos como el descrito? Posiblemente tú seas otro caso más, pues es muy común.

 

 

 

Advertisements
This entry was posted in 2. Pensamientos de mi réplica and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s