1. Reflexiones. 12. La espiritualidad. 5. Quizás ya es hora.

turuta¡¡Despierta!!

(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo. El material informativo de www.tseyor.com,)

Hora de despertar

(Silcars, com. 397) “Sabemos que nada es casualidad, todo está programado… Estos hechos se producen porque se precisa de un cambio, el que voluntariamente, el ser humano no lleva a cabo…

“Olvidamos que formamos parte de un gran organismo, inteligente, vivo, y que nosotros somos parte de ese organismo”.

Un problema de un hermano también es nuestro problema, porque todos vamos en el mismo barco. Y nuestro ego no quiere ver la realidad.

“Y esta es que estamos en déficit, estamos subalimentados espiritualmente. ¡Cómo nos falta energía! Nos veríamos con unos cuerpos famélicos, tristes, llenos de duda, de odio, de rencor. En cambio, nuestro ego, nuestro pensamiento, nos hace ver hermosos.

“Ya es hora, amigos, hermanos, que contemplemos la realidad de nuestro entorno, empezando por nuestra propia partícula, a partir del religare íntimo de nuestra espiritualidad más profunda”.

“Si nos viéramos en la realidad, nos daríamos cuenta de las grandes posibilidades que tenemos, cuando nuestra réplica se está moviendo en cuerpos fantasmas, ilusorios, llenos de elucubraciones mentales. Quizás con esto modificaríamos nuestra trayectoria, despertaríamos tal vez un poco más del sueño de los sentidos, y enfocaríamos la cuestión hacia la verdadera espiritualidad”.

Pero nadie quiere cambiar. Estamos asidos fuertemente a una roca, sujetos a las tempestades, el frío… Y nos obstinamos en permanecer sujetos.

“Vamos empobreciéndonos, y ¡así nos va! y ¡todos contentos y felices! Vemos las desgracias de los demás y nos decimos: “¡menos mal que no nos sucede a nosotros!”

“Más, mañana nos sucede a nosotros…

No, amigos, hermanos, no vamos bien así”.

  • El miedo al cambio nos hace ver como preferible el sufrimiento actual, con sus problemas cada vez más insoportables, que un futuro que nos parece incierto aunque nos lo pinten lleno de promesas a cual la mejor.
  • Eso es debido al gran apego que tenemos hacia esta “realidad” que estamos viviendo. Tenemos miedo a experimentar algo diferente de lo conocido.
  • Quizás es que tienen que empeorar todavía más las cosas para que nos decidamos.

Taller individual: ¿Puedes observar tu pasado y el de tu entorno y comparar si es mejor ahora o antes?

 

 

 

Advertisements
This entry was posted in 1. Reflexiones and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s