2. Pensamientos recibidos. El mundo superior. 6. La consciencia. 24. Conciencia: ¿Y si no les hacemos caso?

genteRiesgo de perdernos en el caos

(Shilcars, com. 29TAP) “¿Qué pasa entonces, cuando el individuo se abandona a la mecánica rutinaria, al conocimiento por el puro conocimiento y olvida profundamente sus raíces, sus orígenes, su espiritualidad? Pues sencillamente cae en el caos, se convierte en un elemento sin conciencia, aun teniéndola.

“Pero aún hay más, la consciencia, cuando observa un panorama de esta naturaleza, cuando ve que es un imposible mantener su “presencia”, entre comillas, en un cuerpo robotizado, mecanizado, mediatizado, abandona.

“Sí, efectivamente, la conciencia, la réplica, abandona dicho cuerpo, no le interesa para nada. Lo abandona y busca nuevos elementos en los que cobijarse para dar un nuevo alojamiento a la espiritualidad, a este renacimiento crístico”.

Observando el estado actual del mundo, podemos observar cada día elementos inconscientes, elementos que únicamente piensan en sí mismos y en la materialidad del objeto de su existencia. Han olvidado la espiritualidad o incluso han procurado erradicarla de sus vidas. No sienten esa inquietud, porque el atractivo del mundo les resulta superior.

Nos dicen los Hermanos que la consciencia es tan sensible que en un instante de inconsciencia, como el acto de estornudar, la réplica genuina se aleja de nosotros por un momento, desaparece de nuestro organismo.

La consciencia necesita un buen receptor equilibrado, un vehículo en el que anide el amor, la hermandad, el respeto, la ilusión, la esperanza.

  • Es lógico que la conciencia, el reencuentro con uno mismo, tenga lugar cuando uno lo busca. Si en lugar de eso, se distrae con tantos elementos mundanos que le atraen, desde los objetos de placer al afán de poder y tantos otros, la consciencia desaparece y el ego la suplanta para establecer su dominio. Y aparece todo lo contrario a la unidad, que es el individualismo; lo contrario de la cooperación, el egoísmo; lo contrario de la paz y la creación, la guerra y la destrucción. El caos en definitiva.

Taller individual: Te invitamos a imaginar un mundo al revés, según hemos descrito en esta viñeta. Un mundo de unidad, cooperación, paz y creatividad. Pero no por obligación, pues ensayos ya se han hecho en este sentido (el socialismo, etc.), sino por puro amor.

Nota: La imagen procede de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo. El material informativo es de  www.tseyor.org y propio.

 

 

Advertisements
This entry was posted in 2. Pensamientos de mi réplica and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s