2. Pensamientos de nuestra réplica. El mundo tridimen-sional. 31. El miedo. 4. El cambio.

cambiosTodo cambia

Ya no trataremos más lo del Apocalipsis para llamar al miedo. Bastará hablar del cambio, el gran cambio que sentimos que se avecina. Tantos cambios a la vez y tan acelerados lo están anunciando…

(Shilcars com. 765) “Ciertamente habéis de dotaros de la suficiente paciencia, confianza, y muy especialmente de esa valentía interna que hace que los hombres y mujeres de vuestra generación se distingan de las anteriores. Valentía precisamente porque estáis reconociendo campos ignotos hasta ahora y ello produce cierta desazón.

“Podéis contemplar perfectamente cómo varía todo el entramado de vuestra vivencia, aquí en esta 3D, cómo se modifican planteamientos, cómo se modifican estructuras que antes parecían inamovibles, cómo avanzan los descubrimientos científicos, que separan a años luz de distancia tan solo 50 años atrás. Todo este conglomerado de acontecimientos hace que vuestras mentes puedan incluso llegar a temer. Producido precisamente dicho miedo por el desconocimiento.

“Lo cierto es que el cosmos está introduciendo una dinámica muy efectiva, procurando también acelerar todo un proceso que ha de desembocar precisamente en la llegada del hombre nuevo, el de esta civilización, un hombre ante todo humano y valiente en todos los aspectos.

“Cierto también que las circunstancias de vuestro entorno no son lo favorables como para generar esta sensación de seguridad. El ego global insiste en que el miedo es el mejor antídoto para la evolución, y se aplica en ello. Pero el temor desaparece en la medida en que vamos comprendiendo la situación y la dinámica de este mundo”.

  • La vida de antaño, la de hace tan sólo 30 años en la que los jóvenes luchaban por su futuro, contrata con la actual en la que incluso muchos han perdido toda esperanza de alcanzar nada en la vida.
  • Y atosigamos a nuestros jóvenes, cuando son ellos los que más lo están sufriendo. Sólo eso ya es motivo de exclamar aquello de ¡adonde iremos a parar!

Esta es una expresión que revela miedo o cuando menos preocupación, que no ocupación, pues no se alcanza a ver por dónde empezar.

Taller individual: Seguro que ya lo has pensado muchas veces, pues ¿por dónde empezarías tú? ¿Qué es lo que estás haciendo tú para conseguir ayudar a que que los cambios sean positivos, armoniosos y con amor?

(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo. El material informativo de www.tseyor.org,)

 

 

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s