4. Actividades e invitaciones. 1. El muulasterio, formación. 25. ¿Cómo no la unidad?

ViajarSomos espíritus

(Shilcars, com. 700) “En realidad “viajaremos”, entre comillas, mucho, recorreremos grandes distancias también, pero en el fondo no nos habremos movido de ningún sitio, estaremos en el mismo lugar siempre”.

En realidad no necesitamos ir a ningún sitio, pero sí hemos de comprender. Y como es cuestión de asimilar recuerdos, tanto asimilaremos postrados en una cama, inmovilizados de por vida, que recorriendo sin parar kilómetros y kilómetros de espacio lineal, conociendo y reconociendo pueblos y costumbres, y nuevos amigos y hermanos con que participar mutuamente de este simbólico estado imaginativo y de hermandad”. El mandato es conocer la verdad de nuestra existencia. Otra cosa es soñar.

“Pero también se nos sugiere, por dicho mismo mandato cósmico, que aproximemos ideas y pensamientos para alcanzar la realidad verdadera, asumirla e interpretarla, por medio de la unidad de pensamientos”, aunque nunca la alcanzaremos al 100 %.

Pero el resultado final es el mismo, porque hemos sido programados para alcanzar la unidad a pesar de la diversidad a la que nos hemos sometido. Todo está previsto.

Somos seres espirituales, por tanto, sin límites ni lugar donde estar. Espíritus que se diversifican en el mundo tridimensional para experimentar y descubrir precisamente eso, que son una única totalidad.

“No importa en qué parte de la geografía lo haga ni en qué ciudad, ni en qué familia. Lo importante es que sepa activar debidamente los tres factores de la revolución de la consciencia, autoobservación, desapego y sacrificio.

“Por lo que no vamos a llegar a la comprensión forzando el desapego, sino evidenciando, por comprensión misma, que el desapego puede procurarse en cualquier lugar. Aunque también he de indicar que ciertos lugares, como son vuestros Muulasterios, Casas Tseyor y Pueblos Tseyor[1], la pueden propiciar verdaderamente, la transformación por comprensión”.

  • El trabajo interior puede efectuarse en cualquier lugar, aunque, lógicamente, algunos son preferibles a otros por sus condiciones de silencio, de paz, aislamiento, etc.
  • Y mucho más si han pasado por un ritual de energetiza-ción.

Taller individual: Para conectar contigo mismo, ¿qué prefieres, tu tranquilo despacho, el contacto con la naturaleza o el bar de la esquina al anochecer?

(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo. El material informativo de www.tseyor.org,)

[1] Los Muulasterios son una versión de Tseyor para los lugares de convivencia. Inicialmente se hablaba de Pueblos Tseyor para el mismo propósito habitando en permanencia. Las Casas Tseyor son versiones “reducidas” de los Muulasterios.

 

 

Advertisements
This entry was posted in 4. Actividades e invitaciones and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s