4. Actividades e invitaciones. 1. El muulasterio, lugares de reunión. 31. Lugares adecuados II.

reunion 2En el mundo adimensional

El compañero C pregunta: En concreto, este Muulasterio, este edificio en el que estamos ahora ¿es suficiente como catacumba, como lugar de protección, o tendríamos que buscar otro edificio, si este no nos resulta adecuado?

(Shilcars, com. 740) “No estamos hablando del edificio en sí, sino del egrégor que ha generado dicho lugar”.

También había preguntado el compañero C, ¿el Muulasterio son los Muuls o es el edificio que los alberga?

(Shilcars, com. 680) “Es el espacio ubicado en la adimensionalidad que habéis creado”.

EM dice que, por lo tanto, ¿nosotros podemos decidir ubicarnos en otro lugar y seguir haciendo el Muulasterio Tegoyo? (como inquilinos, Tseyor tenía dificultades de incompatibilidad con los propietarios).

(Shilcars) “Por supuesto que sí. Muulasterio Tegoyo es propio del pensamiento Muul. Y el pensamiento Muul está avalado por todos los Muuls del universo”.

EM comenta que se buscará otro emplazamiento que reúna las condiciones adecuadas.

EM entiende que una de las condiciones, la más importante, es la unidad del grupo.

(Jalied, com. 668) “Evidentemente, donde haya dispersión, no exista la unidad, florezcan por doquier, que así será, grupúsculos con un mismo propósito, no habrá puertas. Tal vez haya Muulasterios, tal vez haya Casas Tseyor, tal vez incluso existan Pueblos Tseyor, pero realmente no serán o no se ubicarán las puertas interdimensionales. Porque se abren únicamente con la unidad amorosa de todos sus miembros, y el que se abran es condición imprescindible que así sea. Si no, no se abren”.

  • Efectivamente, la realidad está en el mundo adimensional, en el mundo no físico, pues lo físico es sólo una apariencia. No debemos engañarnos, todo está en nuestra mente, en nuestro interior, lo exterior a nosotros es ficticio.
  • El edificio no es nada.

Taller individual: Seguro que puedes citar personas o cosas que en cierto momento fueron el centro de tu vida pero actualmente te son indiferentes o como mucho, son sólo un recuerdo. Por ejemplo tus amigos o juguetes de la infancia. La conclusión es que lo que cada cosa representa para nosotros es algo no inherente a aquel elemento, sino algo subjetivo.

(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo. El material informativo de www.tseyor.org,)

 

 

Advertisements
This entry was posted in 4. Actividades e invitaciones and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s