1. Reflexiones.14. El cuento de la micropartícula curiosa. 4. Tan real como la vida misma (IV).

dialogoEn todo hay una contrapartida.

Lo que es y no es.

Sigue del post anterior.

(Shilcars, com. 562) Dice que el Absoluto se diversificó infinitamente y nos dotó de esa chispa divina que nos permite funcionar, pensar también, y tener libre albedrío.

“El Absoluto, el Creador, el Omnipresente, el Innombrable, tal vez esta última acepción sea la más aproximada posible para definirlo como tal, puesto que en realidad tampoco es, porque si fuese algo ya no sería”.

Y por la ley de Correspondencia, “lo que es arriba es abajo”, el Absoluto necesita su contraparte, que es este mundo de manifestación, este espacio en el multiverso, en las dimensiones, en todos los mundos.

“Por ello todo el mundo de manifestación es réplica exacta del Absoluto, y por esa misma condición si el Absoluto, esa parte invisible, todopoderosa, no es, igualmente su contraparte en este mundo de manifestación, en este multiverso, no es tampoco.

“Así que nos vamos a encontrar intentando, como lo hacemos, comprender dicho manifiesto en lo más absurdo de nuestra creencia. Vamos a hallar inexplicablemente todo como un gran absurdo, aunque en algo habremos de basar nuestro pensamiento, puesto que al parecer también existe, por cuanto pensamos que pensamos además.

Intentar descubrir la realidad es imposible. Habremos pues de buscar otras formas para vislumbrar algo más. Una realidad que en el mundo de manifestación puede ser toda una eternidad, y en el mundo del no pensamiento, de la nada, es un  instante, mejor dicho no es.   

“Creer que con nuestra mente intelectual, racional, lógica, podemos hallar explicación a lo inexplicable, roza casi la locura, la incoherencia, la dispersión total.

“Así que en primer lugar habremos de revestirnos de una gran humildad: saber que no sabemos.

“Incluso no sabemos lo que no sabemos pero que en realidad nos interesaría saber; ahí está la razón de la abiótica”.

  • Esta ha sido una breve introducción a la segunda parte del cuento ya iniciado en posts anteriores sobre “La micropartícula curiosa”.

Taller individual: ¿Puedes verdaderamente explicar lo de que el tiempo no existe, lo de que in instante puede ser una eternidad, lo de la intermitencia cuántica, etc.?

(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo. El material informativo de www.tseyor.org,)

 

 

Advertisements
This entry was posted in 1. Reflexiones and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s