1. Reflexiones.14. El cuento de la micropartícula curiosa. 5. Tan real como la vida misma (V).

cuenta-cuentos-madrid-700x460La realidad no se explica directamente.

Sigue del post anterior.

(Shilcars, com. 562) Por todo este desbarajuste de conceptos, el Hermano dice que pensó en explicarlo en forma de cuento.

“Y así en la evidencia de que estamos ante una realidad inescrutable, y también creyendo que es una realidad pero que en el fondo tampoco lo es, contemos un cuento y así nos eximimos de responsabilidad, como tutores, y amenizamos un poco más la cuestión.

“Sabiendo de antemano que con toda seguridad, eso sí, algo nos enseñará la fábula, la imaginación creativa, y aunque sea muy poco puede dar pie también a que nuestra imaginación trabaje y de alguna forma componga, recomponga, si es menester, este inmenso puzle holográfico cuántico, dotándole de la suficiente base infantil como para que todos nosotros podamos de algún modo entender, que no comprender, el gran misterio.

“En este punto, recordando a la partícula curiosa, digamos que el Absoluto se ha diversificado infinitamente y ha creado un multiverso, infinitos mundos paralelos para experimentar, para retroalimentarse.

Y a partir de aquí, sigue la historia, el cuento sobre “La micropartícula curiosa”.

  • “Dejad que los niños se acerquen a mí”, dijo Jesús. Sin duda se refería a las personas limpias de corazón, inocentes, abiertos a todo y sin reticencias. Como si fuéramos niños es la actitud en que podemos aceptar una enseñanza.
  • ¿Qué enseñanza? ¡Un cuento!… Aquí más de uno se rasgará las vestiduras. A ellos les preguntaríamos qué creen que es la verdad o la realidad en la que tanto se apoyan y que alguien les contó un día, sino su versión puramente subjetiva, posiblemente llena de errores de apreciación y quizás de engaños. Un cuento, vamos.
  • Sin embargo, gracias a esta versión de los hechos y a falta de otra mejor, podemos seguir adelante. Mientras, nos damos cuenta que el cuento siempre es soporte de una realidad existente, claro que esta hay que leerla entre líneas.

Taller individual: Aunque sumamente irreal, ¿recuerdas el cuento de la ratita presumida? ¿Verdad que te hace entresacar un montón de enseñanzas?

(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo. El material informativo de www.tseyor.org,)

 

 

Advertisements
This entry was posted in 1. Reflexiones and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s