2. Pensamientos recibidos. Cualidades humanas. 66. Interés, voluntad, ánimo. 8. Participar del Amor II.

politicoSituaciones a evitar: Los límites de lo legal

También cuando nos vemos supeditados a obligaciones puede haber motivo de mal rollo. Por ejemplo verse esclavo de los propios objetivos.

O cuando hemos de ahorrar para, el año que viene, ampliar la casa, o ir de vacaciones o lo que sea.

Son normas rígidas que la mayoría de las veces no se cumplen, pero nos traen mal rollo. Son como las promesas de ciertos políticos. Es como vivir el (mal) juego de la política en la propia casa.

Otra vez en estos casos ha de prevalecer el amor. El amor nos hará honestos y consecuentes, hará que prevalezca  la democracia verdadera, el fluir y aceptar las posiciones de los demás en el entorno.

  • El problema de ciertos políticos es su falta de honestidad, la corrupción, el prometer cosas que saben que no cumplirán y sobre todo la falta de corazón al mirar hacia otro lado ante el sufrimiento de la gente cuando usan a los demás para sus propios fines.
  • No caigas tú en ello. También a veces somos “políticos” con nuestras cosas y nos permitimos licencias, ser insolidarios y corruptos, porque la primera ley es “en casa mando yo”. Y la excusa, “todos lo hacen” (…así de mal).
  • Estar ausente de uno mismo, esclavo del propio rol dominante, es seguir la corriente de un mundo enfermo e ilusorio, simbolizado por uno de los cuatro jinetes del Apocalipsis.

(Apo 6.6:3) Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. 

(Apo 6.6:4) Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada·. 

  • El problema de ciertos políticos es precisamente el de aplicar el propio poder sin ética, y no practicar el amor.
  • Ejercer el poder está bien, pero no al extremo de creerse con la facultad de quitar de la tierra la paz y ordenar que se maten unos a otros y a veces sin fundamento. O mejor, ¿qué justifica una guerra? La solución es aplicar el amor, estar unidos. Cumplir con el servicio hacia los demás
  • Si hay amor, si atendemos a las necesidades de nuestro entorno, no hay ningún peligro en ninguna parte y si uno teme algo, que se examine bien donde le falla su amor, que vea si actuó como déspota o como servidor.

No repitamos el esquema: Antes de actuar, hagamos silencio y hallemos el Amor. Que sea por amor y no por satisfacer el propio ego o sentirse poderoso.

Taller individual: ¿No anhelábamos un mundo de amor? Adelante con él.

(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo. El texto es de elaboración propia basado en las enseñanzas de J.L. Parise)

 

Advertisements
This entry was posted in 2. Pensamientos de mi réplica and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s