2. Pensamientos recibidos. Cualidades humanas. 66. Interés, voluntad, ánimo. 10. Participar del Amor IV.

bodaSituaciones a evitar: Las creencias, los deberes

Cuando decimos “creo” o “no creo” o “debo” o “no debo” creamos mal rollo, baja vibración. Creer que tenemos deberes y obligaciones, adoptar determinadas ideas como… “somos iguales”, “el hombre no debe ser machista”, “el maltratador siempre es el hombre”, “he descubierto una droga que no hace daño”, “por una vez no pasa nada”, “hay que contestar al watsapp”, o este chiste de la imagen, pues en realidad hace sólo 10 años se vivía sin teléfono y no pasaba nada. Son falsas creencias entre otras cosas.

O también creer que hay ciertas obligaciones como tener una vida propia, seguir la moda, seguir lo que hacen los demás, el consumismo, la música, etc.

Cuando se entra en la dinámica de las creencias a veces se dice, aunque sea en buen tono, “yo digo lo que creo” o “yo no lo creo”. Fijaos que es como una religión, aunque no sea como las tradicionales de los curas o prácticas religiosas. Son igualmente creencias y obedecen a las ideas de otros y no a ti mismo.

  • Las creencias son ideas que se aceptan sin verificación propia, por un puro acto de fe. Y ahí cabe el error, pues son transmitidas oralmente, van creando una bola de pensamientos anexos egoicos que desfiguran el pensamiento original y pueden incluso llevarte a los submundos.
  • Estar ausente de uno mismo y sin criterio propio es seguir a un falso dios, seguir la corriente de un mundo enfermo, simbolizado por uno de los cuatro jinetes del Apocalipsis.

(Apo 6.6:7) Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. 

(Apo 6.6:8) Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra”.

  • Y está el fanatismo religioso, que se cree con derecho a administrar la muerte. O sencillamente a separarse de un amigo por cuestiones ideológicas o juzgarle equivocado.
  • Y el problema de las religiones es precisamente este, el de que todo se reduce a unas prácticas repetitivas de memoria, pero no se asumen conscientemente y por tanto no se practica el amor.

No repitamos el esquema: Si actuamos, antes hagamos silencio y hallemos el Amor, a nuestra réplica genuina. Que sea por amor y no por creencia o supuesta obligación.

Taller individual: ¿No anhelábamos un mundo de amor? Adelante con él.

(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo. El texto es de elaboración propia basado en las enseñanzas de J.L. Parise)

 

Advertisements
This entry was posted in 2. Pensamientos de mi réplica and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s