2. Pensamientos recibidos. Cualidades humanas. 66. Interés, voluntad, ánimo. 15. ¿Para qué el silencio?

transmutarPara transmutar.

El silencio, el silencio mental con la escucha interior, es el primer ingrediente para transmutar. El segundo es no pretender transmutar.

Por ejemplo, recibimos un decreto como ejercicio de transmutación por aquello de que hay que echar luz sobre lo viejo para que nazca lo nuevo y así se desactiven todas las antiguas programaciones:

“Que todos los programas del mundo antiguo sean ahora desactivados por completo y se sustituyan por el Amor universal, por la armonía, la alegría y la expansión de todas las áreas posibles para que podamos florecer mediante la apertura de nuestros hermosos pétalos”.

Y se nos invita a crear un vórtice luminoso durante unos pocos minutos cada día para alimentar un vórtice conjunto entre todos.

Es de suponer que los organizadores ya lo tienen en cuenta, pero como nos llegó, así, sin más, creemos adecuado señalarlo: Nos parece asunto muy interesante siempre que no apliquemos el ego en el ejercicio, que no pretendamos nada, sino el acto se llenará de deseos y condicionantes de forma automática y al Universo no le caben condiciones.

El decreto y recrear el vórtice cada día pueden acomodar nuestra mente para recibir el programa universal, pero, antes, nosotros hemos de estar alineados con él, haber transmutado. De otra forma sólo estaremos perdiendo el tiempo y, lo peor, creyendo que estamos consiguiendo algo, por aquello de la sugestión (“sí, poco a poco ya va llegando”… y al final, nada).

  • Es cierto que nosotros somos una copia del mismo Absoluto y, por tanto, contenemos el mismo Universo. Pero el Universo seguirá el decreto si este forma parte de su pensamiento, de su programa… y del tuyo, de tu réplica, de tu Yo superior.
  • En otras palabras, si nosotros actuamos con el ego, no habrá avance. Porque, precisamente, el ego es un pensamiento individualista, separado de nuestra esencia divina y del Universo.
  • Por esto, muchos decretos no funcionan porque la mente que los pronunció era una mente egoica. E incluso es posible que el propio decreto apuntara a un objetivo totalmente erróneo. Seamos humildes, no sabemos nada sobre lo que pedimos.
  • Recomendamos revisar los posts de la serie 5.1. y los números 5.10.8., 5.10.14. y 5.10.15.

Taller individual: ¿Qué experiencia tienes con tus decretos, afirmaciones, peticiones, oraciones, etc.? 

(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo. El material informativo de elaboración propia, el decreto, de http://www.effetbaleine.com/ )

 

Advertisements
This entry was posted in 2. Pensamientos de mi réplica and tagged , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s