2. Pensamientos recibidos. Cualidades humanas. 66. Interés, voluntad, ánimo. 28. Hay que confiar.

confianzaY no desconfiar, pero ser prudentes.

(Noiwanak, com. 713) Nació una inquietud espiritual muy profunda en la segunda mitad del siglo pasado. Una espiritualidad mucho más sensible que antaño que remueve corazones, estimula la imaginación y obliga de alguna manera a recapacitar, a buscar también la interioridad. Una búsqueda también afanosa, con grandes dudas, pero con cierta diligencia y seguridad, en la confianza, que va a hallarse la respuesta sobre la existencia, en este mundo 3D y en sus circunstancias.

“Empezó un despertar de la sociedad y se puso muy de manifiesto especialmente en las artes, músicos, artistas, pintores, poetas…, que decidieron aterrizar aquí en ese periodo para alumbrar un poco más la mente humana, derivándola hacia objetivos mucho más espirituales, y relativizando en lo posible el aspecto material, el conservadurismo, el intelectualismo feroz. Y depositaron semillas, simientes que las siguientes generaciones supieron aprovechar adecuadamente”.

“Sin embargo, no todas las semillas se plantaron en buena tierra. Y si bien un gran peso específico o masa crítica se plantó y fructificó camino a la espiritualidad, a la búsqueda de los interrogantes a los que antes me he referido, otras cayeron fuera de este sembrado y navegaron por ese inframundo”.

Muchas semillas realmente se equivocaron al confiar en que ciertas substancias les traerían experiencias al estimular su mente y su organismo. Pero quedaron atrapados en el espejismo y se autodestruyeron.

“Otros muchos, por contra, entendieron que el descubrimiento de nuevos mundos interiores, de su pensamiento, podía alcanzarse con la pureza de sus acciones, sin ningún estimulante externo, con la propia voluntad participativa. Y ahora recogemos sus frutos, en este caso todos vosotros estáis disfrutando de su esfuerzo, de su abnegado esfuerzo sin esperar nada a cambio”. 

En cuanto a quienes “se equivocaron”, según hemos escrito, su experiencia nos valió también, fue un aprendizaje para todos.

Quizás es que la confianza ha de estar en un equilibrio y no debemos confundir la precaución con el extremo opuesto, la desconfianza o la irresponsabilidad. “Confío pero no me confío”.

Taller individual: ¿Qué opinas de las drogas y estimulantes en su uso como propulsores para experiencias espirituales a costa de tu salud y equilibrio?

(Imagen procedente de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo. El material informativo de www.tseyor.org,)

 

Advertisements
This entry was posted in 2. Pensamientos de mi réplica and tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s