2. Pensamientos de nuestra réplica. Herramientas. 48. El nuevo pensamiento, la nueva era. Implantación. 57. Caída de los arquetipos más importantes VI.

cab-negoExaminemos el arquetipo de la Política

(Apo 6.6:5) Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. 

(Apo 6.6:6) Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino”. 

El caballo negro simboliza a la Política (ver post 2.66.8.) y los políticos visten de un serio color negro. La balanza simboliza la justicia con la que pretenden controlarlo todo, hasta el más mínimo detalle. Por extensión, simboliza a todos aquellos procesos de elaboración y aplicación de normativas para gobier-no de las organizaciones, las que sean.

La oscurantista vieja era se caracterizaba por el idealismo que sostenía líderes en forma de apoyo muchas veces fanático de la gente. Fue la abnegación y el patriotismo de las gentes, etc., todos, idealismos que han ido degenerando en explotación de la buena fe, en el engaño de la democracia, en la delimitación fronteriza de los países artificialmente sostenida, en alimentar una ilusión para para que se aprueben presupuestos de guerra y demás aberraciones. Tal parece que este brutal empeoramiento moral e ideológico que nos obliga a vivir en el cada vez más negro oscurantismo, se está produciendo para que nos animemos ya a producir el cambio de una vez.

Está claro que todo país tiene los gobernantes que se merece, axioma que nos indica la existencia de una unidad. No hay colectivo sin gobernantes y gobernados, influenciándose mutuamente unos a otros.

Por eso, no nos hemos de engañar, la nueva era abrirá mentes a una mayor claridad y comprensión. Aunque no corregirá los errores, puesto que esta mayor claridad es a todos nosotros a quienes nos ha de estimular a cambiar cosas en forma positiva.

Como problemas heredados de la vieja era podemos anotar, entre otros, que:

1) En tiempos pasados, los reyes y la nobleza hicieron creer a la gente que lo eran por la gracia de Dios, incluso anteriormente fueron deificados y había que postrarse ante ellos. Todavía hoy la política actual está distanciada de los problemas de la gente y los políticos son intocables. Prometen muchas cosas en las campañas previas a las elecciones, pero después no cumplen. Y no pasa nada. Otra vez el fanatismo y el engaño propios de la era que despedimos.

2) Acceden a la política los que mejor saben hacer creer a la gente que ellos son los adecuados, mientras que los verdaderamente adecuados son criticados duramente por el propio público, que se ilusiona confiando en las mejoras que prometen los nuevos, pero después, estas no llegan. Todo son ilusiones, creencias, pero finalmente, decepciones una tras otra de las que no salimos.

3) Las leyes que reglamentan la política, entre ellas el sistema democrático, también falso, están hechas para favorecer a la clase política mientras se mantiene a la gente en la pobreza creciente con mentiras y promesas. Se fomenta la corrupción, la desigualdad y el desequilibrio económico, pero, curiosamente, nadie hace nada. La oposición está vendida y añade más decepciones.

politico4) Se procura anular a los intelectuales para mantener al país anestesiado e ignorante, otra muestra de oscurantismo.

5) Los sistemas educativos, entre ellos la universidad, están de espaldas a las verdaderas necesidades formativas y de la sociedad. Sus enseñanzas son sólo pasatiempos.

6) Vivimos una politización de todo, los medios, la justicia, etc., y en cambio, la política del opositor se justicializa y penaliza.

7) Así, observamos una verdadera falta de voluntad política y sí mucho egoísmo de quienes están en el poder. Entre tanto, los hombres de buena fe en el poder son marginados, amenazados o anulados.

8) Aupados por la religión, nos engañan también en el verdadero enfoque de la vida humana, y los objetivos y necesidades del ser humano, del país y las organizaciones, son sólo provisionales. Se vive la inmediatez y el corto plazo de las acciones, que no siempre son realistas.

9) La gran mentira de las guerras, luchas y terrorismos es otro resto de la antigua era. Mientras en la paz se persigue duramente al homicida, en la guerra todo está permitido, es obligado matar por miles, destruir ciudades enteras e incomodar gravemente a quienes sólo quieren vivir en paz. Todo solamente para apropiarse de la riqueza del país invadido o alimentar la industria de la guerra. Y ya no hablemos del fanatismo ideológico y religioso.

10) La mentalidad egoísta, propia de este fin de era, invadió todas las mentes. Se habla mucho de la corrupción, pero la gente corriente sólo ve la de los políticos, no observa su propia corrupción, léase, su egoísmo en todas las áreas: falta de civismo, insolidaridad, competencia a toda costa, consumismo, necesidad de una justicia represiva, explotación de prebendas y puestos y puestecillos de poder, etc.

Un ejemplo del clamor generalizado (hacer doble clic a esta imagen):

  • La nueva era no ha de suponer la desaparición de la política ni los políticos, sino todo lo contrario, especialmente en el período de adaptación. La humanidad irá comprendiendo lo que hasta ahora le resulta incomprensible.
  • Entre tanto, el pesimismo hace presa en todos los corazones y entramos en una espiral involutiva. Salgamos ya pronto de ella.

Taller individual: Te invitamos a anotar posibles soluciones a toda esta problemática desde el punto de vista de la nueva era, según hemos descrito ya bastante de ella. En el post de mañana procuraremos acercarnos al nuevo pensamiento.

Nota: La imagen procede de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo.

 

 

Advertisements
This entry was posted in 2. Pensamientos de mi réplica and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s