2. Pensamientos recibidos. El mundo superior. 2. La unidad, tercera serie. 32. Ha pasado un tiempo.

Y ha habido cambios.

El primer post del capítulo 2.2., fue publicado hace cuatro años, fue en 2013. Es lógico que con el tiempo todos hayamos madurado e incluso, en nuestro caso, aprovechando el propio trabajo de redacción de este blog, hayamos cambiado ciertos puntos de vista. No significando eso, sin embargo, que haya elementos antiguos que sean erróneos. Más bien es que hemos ampliado el campo de visión.

Aunque desde nuestra limitación hemos procurado estar siempre atentos a nuestro sentir espiritual y no a la racionalidad, está claro que pueden haberse escapado errores, por lo que rogamos se nos avise en este caso para pedir perdón y rectificar.

Uno de los cambios, en esta serie es el enfoque en nuestra exposición al tratar el tema de la Unidad.

1) Una cosa es proponer al lector avanzar en la búsqueda de la Unidad y disfrutar de las ventajas de llegar a ella resaltando la necesidad de hermanarnos y amarnos,

2) y otra cosa es partir del sentir de la realidad, pues YA somos y estamos en la Unidad, esta puede ser la gran Verdad. Y sólo falta darnos cuenta de ello para empezar un trabajo de acomodación a este descubrimiento.

El enfoque nº 1 es el normalmente utilizado hasta ahora, como extensión del conocido sentimiento de separación, aunque veladamente se hicieron propuestas en el sentido del enfoque nº 2, pero estas no fueron claras. Obedecían a nuestro propio sentido de separación también.

  • La historia conocida de la Humanidad, o supuestamente conocida, se ha basado siempre en el sentido de la individualidad, que separa a cada ser humano de su vecino. Es una forma de pensar.
  • Esta idea ha sido reforzada (o fue su consecuencia) por las creencias religiosas dando lugar a ver a Dios separado de nosotros o incluso fraccionado en muchos dioses, cada cual con su función.
  • Aunque últimamente van tomando fuerza las voces que proponen la idea nº 2, diciendo que, siendo seres espirituales e hijos de Dios, nos fijemos más en que somos de su misma naturaleza, cosa que, por otra parte, nunca se amagó. Sólo que los hombres preferíamos ver a Dios como alguien superior a nosotros, castigador y justiciero.

Incluso nos parecía sacrílega la idea de que somos Dios, que la parte divina del ser humano, la Vida, la Energía son Dios o, mejor dicho, sus expresiones 3D.

Taller individual: ¿Qué te parece la idea? Te invitamos a enviarnos tus pensamientos.

Nota: La imagen procede de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo.
 

 

Advertisements
This entry was posted in 2. Pensamientos de mi réplica and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s