2. Pensamientos recibidos. El mundo superior. 2. La unidad, tercera serie. 38. El dolor de vivir.

Es nuestra resistencia a aprender.  

No vivimos nuestra vida, sino la interpretación que nosotros hacemos de ella, pero no tenemos en cuenta que es falsa, por ser subjetiva. Las cosas son como son, no como creemos que son. Por esto, nos movemos inadecuadamente, lo que produce dolor y miedo.

Para paliar esto nos inventamos una personalidad que lucha por sobrevivir buscando un mínimo de bienestar y felicidad. Y cuanto peor nos van las cosas, más nos aferramos a dicha interpretación, creemos que son nuestros errores de apreciación y no de interpretación de los hechos. Es decir, en lugar de considerar las opciones anotadas en los posts anteriores para explicarlos, preferimos luchar para dominar la vida, obstinados en seguir nuestra lógica. Así, perdemos la oportunidad de conocer estas nuevas opciones de transmutación.

Las apariencias engañan, dicen, y es cierto pues, así es, creemos en una falsa realidad. Incluso le llamamos realidad objetiva, cuando en realidad es totalmente subjetiva. Nos engañamos.

Entonces queremos aplicar la teoría, nuestra teoría, queremos ser el personaje inventado y eso nos cuesta un desgaste de energía enorme. Lógicamente, como necesitamos ser nosotros mismos, defendemos nuestras posiciones, cuando estas se basan normalmente en memorias de hechos pasados y proyectos de futuro. Y en todos los casos, producto de nuestra limitada capacidad de comprensión y análisis, pues hay eso, pero también muchísimo más.

Cuando nos preguntamos quién soy yo (o cuando nos planteamos las dudas citadas en los posts anteriores), necesitamos llenar esta sensación de vacío que se produce. Y por esto inventamos un personaje para nosotros y no nos respondemos adecuadamente a las citadas dudas. Es el miedo a caer en este vacío existencial en el que creemos que tal vez desapareceríamos. Es el miedo al fracaso, al error, a movernos, a cambiar, a la crítica, a mostrarnos débiles, a mostrarnos fuertes, a todo. Así contestamos a la pregunta formulada en los tres posts anteriores: preferimos sufrir a vérnoslas con nosotros mismos.

  • Ciertamente, dar crédito a los planteamientos propuestos, supone un esfuerzo puesto que no tienen respaldo lógico. Pero lo que se nos pide no es lógica, sino experimentación al abrirnos a nosotros mismos.

Taller individual: ¿Probaste a experimentar contigo mismo?

Nota: La imagen procede de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo.

 

Advertisements
This entry was posted in 2. Pensamientos de mi réplica and tagged , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s