2. Pensamientos recibidos. Herramientas. 49. La técnica de las Afirmaciones y la Magia. Historia. 1. Historia. De tiempos inmemoriales.

Ejemplo de afirmación para trabajar la autoestima.

 El uso de afirmaciones es una de las fórmulas más antiguas para sanar nuestra vida, utilizada incluso por el Maestro Jesús.

  • Las afirmaciones que pronunciaste y las recibidas de otros ayudaron a formar gran parte de lo que eres hoy en día. Se trata de tu Patrón Mental.
  • Los pensamientos positivos que contienen las afirmaciones a trabajar nos refuerzan. Los usamos para reemplazar esas creencias limitantes, que se nos inculcaron o nos creímos, por nuevos patrones de pensamientos positivos y liberadores.
  • Las afirmaciones nos ayudan a mejorar nuestra programación mental y nuestro sistema de creencias.
  • Son las herramientas que mejor contribuyen al cambio de nuestra mentalidad.

Todos, quien más quien menos, hemos oído hablar de esta técnica de las Afirmaciones, utilizada con profusión en muchos casos (en la escuela primaria, la publicidad, etc.)

En ella utilizamos conscientemente la fuerza de repetir las afirmaciones positivas para contrarrestar aquellas negativas que forman parte de nuestro patrón mental. Es hacer contrarrestar el efecto de afirmaciones que escuchaste de pequeño como “no te subas que te vas a caer” y que crearon el miedo en nosotros, reemplazándolas por “cuando me subo voy con cuidado y salgo airoso de la situación”, que crea confianza en uno mismo. Y muchísimas similares, la lista es interminable.

Aceptamos sin mucho análisis todas las afirmaciones que nos llegan, sobre todo, por costumbre o por una supuesta “ley” superior a nuestras mentes por la que creemos que los mayores tienen siempre razón.

Es evidente que, para que esta técnica de las Afirmaciones dé los resultados apetecidos, deberá ser trabajada correctamente y con una debida preparación. Ya ampliaremos este tema.

 Nos conviene revisar estas leyes superiores aceptadas sin discusión, pues pueden ser erróneas.

 Talleres individuales:

1) Te invito a revisar la citada frase cuando, de pequeños, mamá nos transmitía su miedo a que nos cayéramos. ¿cómo no iba a tener razón mamá?, nos decíamos, ¿o no? Son pensamientos negativos a actualizar de mayores si es que nos queda todavía algún residuo de ellos.

2) Aunque no la necesites, intenta mantener en tu mente la afirmación puesta como ejemplo en la imagen de este post y repítela con frecuencia todos los días. Verás efectos interesantes en ti.

Nota: La imagen procede de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo.

 

Advertisements
This entry was posted in 2. Pensamientos de mi réplica and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s