2. Pensamientos recibidos. Herramientas. 49. La técnica de las Afirmaciones y la Magia. Trabajo. 26. Pasos. I Inicio del proceso, no banalizar (II).

Depresiva.

  • 1) Inicio del proceso, no banalizar (II).

Es importante recalcar lo señalado en los posts 2.66.27. y 2.81.7. sobre anhelar y desear, y vamos a glosarlo aquí. Es para no confundirse.

Recuerda, pedíamos una determinada situación en tu vida, que las cosas te fueran mejor o que tu suerte cambiara. Pues posiblemente podríamos desear todo eso en lugar de anhelarlo.

¿Cuál es la diferencia entre estas dos palabras… o equivalentes, con significado similar?

El deseo es un acto egoico, en el que abulta más el interés por conseguir lo pedido que la necesaria humildad para aceptar lo que tiene previsto el Universo, que puede que no coincida para nada con lo que se espera. Esta posición significa que te has desligado de tu conexión con lo Superior, de tu conciencia de Unidad.

El anhelo, en cambio, confía en el Universo y sabe, en su humildad, que, si no consigue lo pedido, es porque el Universo lo tiene establecido así y no puede ir contra lo establecido, contra la Voluntad.

Por esto leemos en el comunicado 423 de Tseyor (www.tseyor.org): (Shilcars) “Es muy fácil hablar del despertar. Si preguntamos a todos y cada uno de vosotros me responderéis que sí, todos queréis despertar. Si me preguntáis a mí os diré lo mismo: “quiero despertar”. Pero habríamos de preguntarnos si realmente nos interesa despertar.

“Primeramente, porque nuestra realidad es deseo, está hecha de deseo. Y nuestro pensamiento, lógico, determinista, interesado, nunca irá en contra de un propio deseo.

“¿Qué es lo que deseamos? ¿Deseamos comida, medicamentos, bienestar, riqueza tal vez, privilegios y prebendas? Y sería un hecho elogiable, por parte de nuestro pensamiento egoico decir que sí, que esto es lo que queremos, si en un planteamiento nos fuese ofrecido.

“Por eso es que no nos atreveremos tan solo a insinuar una petición, sino a ser conscientes de que para pedir habremos de comprender. Y esto es harina de otro costal. Porque pedir sin saber qué hacemos, por qué lo hacemos, solamente con el deseo, o la necesidad de pedir, esto no va a resultar, esto no será efectivo.

Cuando formules una petición, has de estar en conexión, en sintonía, con lo Superior. No debes pedir por capricho ni desconfiar de la Voluntad Superior.

Taller individual: Imagina una petición tuya ¿Deseas lo pedido o lo anhelas?

Nota: La imagen procede de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo.
 

 

Advertisements
This entry was posted in 2. Pensamientos de mi réplica and tagged , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s