2. Pensamientos recibidos. Herramientas. 49. La técnica de las Afirmaciones y la Magia. Trabajo. 30. Pasos. V Relacionalas con tus metas.

  • 5) Relacionalas con tus metas.

Haz que coincidan algunos de tus atributos positivos con tus metas. 

El motivo se debe no solamente a que te resultará todo más fácil, sino que, además, tus atributos positivos seguramente marcarán una tendencia vocacional en tu persona que te conducirá toda tu vida.

Parece todo muy lógico, pero hemos de reconocer que no siempre somos tan coherentes.

Es más, muchas veces “equivocamos”, ya no las Afirmaciones, sino nuestras acciones con tal de seguir con la historia que pretendemos hacer ver que abandonamos. Tenemos un miedo atroz a cambiar.

Es conocido el caso de quien quiere dejar de fumar y se monta una estrategia de “cada día un cigarrillo menos”, para, llegado el momento, al cuarto o quinto día, reconocer que el método no es válido y abandonarlo… y seguir fumando.

Recuerdo de alguien que se liaba sus propios cigarrillos y decidió poner menos tabaco en cada uno de ellos… pero no contaba cuantos cigarrillos más se fumaba al día.

O el de quien es más drástico y tira su paquete de tabaco a la basura, pero por la tarde, revuelve a ver si no se lo han llevado todavía y lo puede recuperar.

Y también el de quien deja de comprar tabaco, pero pide que le inviten cada vez que alguien busca en su bolsillo.

Hemos de aceptar que nuestra vida depende de nosotros exclusivamente y que nosotros somos quienes la construimos. Que no podemos echar la culpa a nadie de lo bien o mal que la administramos. Hemos de responsabilizarnos de ella, ya somos mayorcitos.

Y bien, hasta aquí, parece que hemos aclarado la estrategia y nos decimos que seremos más sinceros con nosotros mismos… ahora corresponde crear las Afirmaciones en coherencia con esta. Y cuidado, aquí podemos engañarnos otra vez. Las frases o decretos pueden estar mal planteados para que no surtan efecto…, etc.

Y con todo esto, el lector se dará cuenta que de nada va a servir el trabajo realizado, puesto que, en el fondo, lo que se deja entrever, es el poco interés en resolver realmente el problema.

Lógicamente, sí habrá muchos otros casos en los que el planteamiento es correcto, las oraciones o decretos son correctos y los resultados serán necesariamente satisfactorios. Si este es tu caso, adelante.

Es un problema de honestidad contigo mismo.

Nota: La imagen procede de Internet. Agradecemos nos permitan publicarla, pero si hacerlo vulnera algún derecho, rogamos nos avisen para subsanarlo.
 

 

 

Advertisements
This entry was posted in 2. Pensamientos de mi réplica and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s